¿Qué son los viajes solidarios?

¿Qué son los viajes solidarios?

Descubre qué son los viajes solidarios, sus pros y contras.

Qué es un viaje solidario

Cada vez hay más turistas que no sólo se preocupan del lugar al que viajan, sino también de cómo lo hacen y de qué impacto tendrá en la comunidad. Es por esto por lo que ha surgido un nuevo tipo de turismo, centrado en las ONG´s y en su labor en la zona en la que se encuentran.

Los viajeros ya no queremos sólo playa, montaña y grandes ciudades, ahora queremos que se incluyan componentes sociales donde podamos participar y observar de cerca las diferentes realidades para así poder ayudar activamente a mejorarlas. Este tipo de viajes pretenden promover la solidaridad y eliminar prejuicios que hayan podido adquirirse a lo largo de la vida. Generalmente en los viajes solidarios se contribuye económicamente al país y/o a la ONG que se va a visitar.

A pesar de este empuje económico que se les da a las ONG´s, este tipo de turismo suele ser más barato que el tradicional, ya que se alejan de grandes ciudades masificadas, hoteles de lujo y zonas que suelen ser reservadas para turistas. Para realizar este tipo de turismo tienes que estar dispuesto a ponerte una mochila al hombro, a ayudar, pero sobre todo a tener la mente abierta para aprender y descubrir nuevas formas de vida y cultura que quizá no conocías.

Diferencia entre voluntariado y viaje solidario

Pero ¿cuál es la diferencia entre un viaje solidario y un voluntariado de toda la vida? Empezando por el desembolso económico del que ya hemos hablado y que no se produce en el voluntariado, la segunda principal diferencia es que en un voluntariado te involucras en el terreno, mientras que en el viaje solidario sólo vas a aprender y a conocer lo que hace la ONG con la que hayas ido.

Por esta razón, para hacer un voluntariado debes tener cierto tipo de conocimientos, como la lengua, habilidades concretas o una profesión, mientras que un viaje solidario puede hacerlo cualquier persona que quiera cooperar. Por esta misma razón, los viajes solidarios suelen programarse en época de vacaciones, mientras que los voluntariados se dan todo el año.

Los voluntariados pueden durar desde una semana hasta un año, mientras que los viajes solidarios, al ser un tipo de turismo, duran como máximo unas dos semanas. Debido a las diferencias de implicaciones sobre el terreno, el viaje solidario es una experiencia personal, mientras que el voluntariado, además puede ser enriquecedora profesionalmente.

Polémica

Desde la asociación SOS Racismo se han denunciado este tipo de prácticas. Uno de sus miembros Youssef M. Ouled, le comentó a El Diario: "Se hace pensando en cómo se contará al resto de personas, para enseñar lo buenos que somos y el bien que estamos haciendo (supuestamente) a las vidas de estos niños negros. Es un activismo moral que no cambiará la situación real, que busca apelar a los sentimientos y las emociones, no es más que un parche sin trascendencia".

Muchas asociaciones anti-racistas han denunciado este tipo de prácticas, especialmente las que vienen de ciertas ONG´s con dudosa credibilidad, porque hacen una apelación directa al “salvador blanco”, es decir una persona u organización en posición de privilegio que se acerca a una comunidad para ayudar, aunque las actividades que realizan muchas veces están vacías. Esto se debe a una mezcla entre lo que muchas ONG´s muestran en sus mismos perfiles, y el desconocimiento de la población general, que quiere ayudar y se acerca a ellas.

Independientemente de todo esto, lo que está claro es que, si quieres ayudar a países y zonas que se han visto empobrecidas, puedes buscar diferentes maneras de hacerlo, eso sí: haciendo una buena investigación y corroborando que las ONG’s y asociaciones que participan trabajan para hacer un cambio real, significativo y desde una postura respetuosa con la cultura y sociedad en la que se encuentran.

¿Y tú? ¿Has realizado alguno de estos viajes?

Cuéntanos tu experiencia.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados